Shades: A Simple Puzzle Game

Shades: A Simple Puzzle Game

Un puzle que es pura adicción cromática

Shades es uno de esos juegos que es más difícil de explicar que de jugar. Basado en toques táctiles y colores se adapta a cada tipo de jugador y puede ser a la vez relajante o desafiante. Ver descripción completa

PROS

  • Muy adictivo
  • Jugabilidad sencilla
  • Relajante a la vez que desafiante

CONTRAS

  • Sonido repetitivo

Muy bueno
8

Shades es uno de esos juegos que es más difícil de explicar que de jugar. Basado en toques táctiles y colores se adapta a cada tipo de jugador y puede ser a la vez relajante o desafiante.

¿Acaso no son así otros juegos como Threes! o 2048? Quizá, pero sigue leyendo que te cuento qué tiene de especial Shades.

Una cuestión de colores

A primera vista Shades parece un Tetris versión minimalista: en una pantalla vertical van cayendo piezas que debes ir colocando. En un primer momento te preguntarás qué debes hacer con estas piezas. ¿Formar figuras? ¿Apilarlas? ¿Hacer líneas rectas? Te bastarán un par de jugadas para comprenderlo todo: Shades va de colores.

La mecánica de Shades consiste en juntar verticalmente dos piezas de un mismo color. Esto genera otra pieza de un tono más oscuro dentro de la misma gama cromática.

Así, el objetivo de Shades es conseguir mantener la pantalla despejada juntando piezas tanto tiempo como sea posible para lograr puntuaciones más altas. ¿Ves líneas muy oscuras en la pantalla? ¡Bien, eso significa que estás haciendo combinaciones exitosas!

Modo Zen o locurón… ¡tú decides!

Como otros juegos de puzle conceptuales, como 2048 o Threes!, Shades tiene una jugabilidad tan sencilla como dar toques táctiles en la pantalla. El reto está en tener la suficiente agilidad mental para mover cada pieza en el punto justo de la pantalla y en el momento adecuado.

Pero no te apures si eres un novato de este tipo de juegos, ya que Shades cuenta con tres niveles de dificultad para adaptarse a cada estilo de jugador. Así, si solo pretendes relajarte viendo caer piezas de colores puedes ponerte el modo Fácil. Si quieres un reto mayor prueba el modo Medio o directamente el Difícil.

En cuanto a su apartado gráfico, Shades hace uso del minimalismo, imprescindible para concentrarse en la jugabilidad y no distraerse por nada más. Sus paletas cromáticas aleatorias hacen que cada vez que empieces una partida no sepas qué color te va a tocar. Esta característica hace que además de un juego entretenido estemos ante una experiencia visual única.

El apartado sonoro resulta algo más pesado, ya que la música y los efectos no cambian según el color y pueden resultar en exceso repetitivos, algo de lo que pecan muchos juegos del género de puzles.

Un juego que encuentra su tono

Shades es sencillo de jugar, pero te puede mantener horas enganchado tanto por su desafío continuo a lo Tetris como por lo relajante que resulta ver caer las fichas de colores. Sin duda si te encanta la tendencia de los juegos de puzles minimalistas disfrutarás con este título.

Shades: A Simple Puzzle Game

Descargar

Shades: A Simple Puzzle Game